Volver al inicio

El museo

Creación del museo

Con la Revolución Francesa, el convento se convierte en un museo

Vue du musée au XIXème siècle - Archives musée des Augustins
© Vue du musée au XIXème siècle - Archives musée des Augustins

El convento fue reconocido Bien de la nación, por decreto del 2 de noviembre de 1789. El gran refectorio se vendió a la ciudadana Verdier, que instaló allí… ¡caballerizas!

Un grupo de aficionados, que incluía a numerosos profesores de la Academia Real de pintura y escultura, hizo presión para obtener la apertura de un museo destinado a poner a salvo las obras maestras tolosanas de la vindicta de los revolucionarios y, sobre todo, del pillaje. En 1793, el Consejo Departamental decidió la creación del Museo provisional del Sur de la República, que abrió sus puertas en 1795, en la iglesia de los Agustinos. Toulouse posee así uno de los más antiguos museos de Francia, abierto poco después del museo del Louvre en París.

En 1804, la Escuela de las artes se instaló en las alas sur y este del gran claustro, así como en el pequeño claustro. De 1805 a 1828, se suprimieron las pequeñas capillas exuberantes de las salas góticas (calle des Arts), salvo la capilla Saint-Gabriel utilizada como letrinas por la Escuela de las artes… A partir de 1818, algunas galerías del gran claustro se acondicionaron para exponer obras.
En 1823, el arquitecto Virebent reunió en una sola galería las tres salas góticas, para acoger la colección de Antigüedades (actualmente en el museo Saint-Raymond), que debían servir de modelos a los alumnos de la Escuela de las artes.


 


Volver al inicio
Volver al inicio