Volver al inicio

Venir al museo

Accesibilidad

Hacer del museo un lugar abierto a todos

El museo de los Agustinos lleva a cabo una política voluntarista para mejorar la acogida de las personas en situación de minusvalía y favorecer la venida de todos los públicos.
Acondicionamientos para las personas con movilidad reducida, una oferta adaptada a diferentes necesidades, el museo hace todo lo posible para abrir sus puertas a todos.

fauteuil  mains    visages


Recepción de las personas con movilidad reducida

Informaciones prácticas / Preparar su visita

La recepción para las personas que se desplazan en silla de ruedas se encuentra a la entrada situada en la intersección de las calles de Metz y de Alsace-Lorraine (foto+plano).
Hay que tocar el timbre al lado de la puerta y un miembro del equipo del museo vendrá a recibir a los visitantes.
Gratuidad para la persona y un acompañante
Para su comodidad y para cualquier información:
Tel.: +33 (0)5 61 22 39 03
Correo electrónico: publics.augustins@mairie-toulouse.fr


Visitar el museo

El museo pone a disposición bastones-asientos y sillas de ruedas para mejorar el confort de visita.
Para una visita en autonomía del museo, podrá utilizar audioguías con bucle magnético para las personas sordas, maletines o el libro de juegos Entremos al museo.
En cada sala del museo se encuentran agentes de acogida, para orientarle e informarle sobre los equipamientos adaptados.
El folleto Petit journal du musée (Pequeño periódico del museo) presenta numerosas actividades. Puede referirse a los pictogramas para comprobar su accesibilidad.

 

La accesibilidad del edificio en el horizonte 2015

Actualmente, el museo no es enteramente accesible a las personas que se desplazan en silla de ruedas. Es posible entrar a la sala romana, la sala de la epigrafía, el claustro y las tres salas góticas. Los salones de pintura, la iglesia y el jardín no son accesibles por el momento.
El museo de los Agustinos presenta numerosas dificultades por superar para ser accesible. Situado en un antiguo convento, el museo expone sus obras según las limitaciones del lugar (poca luminosidad, varias plantas, deambulación sinuosa, etc.). Las obras son difíciles por la naturaleza del edificio, clasificado monumento histórico. Sin embargo, ha empezado una serie de obras para que el lugar y las colecciones sean accesibles a todos. Estas obras se acompañan de una reflexión global, llevada a cabo con el polo Minusvalía del Ayuntamiento y las asociaciones.
- Una primera fase, terminada en 2010, permitió el acceso a las salas góticas, a la sala romana, a la sala de epigrafía y al claustro, mediante la instalación de dos elevadores. Un ascensor lleva a los servicios adaptados a las personas minusválidas motores.
- Se han previsto obras en 2013 para instalar una rampa de acceso hacia la iglesia desde la calle des Arts.
- El museo empieza, a partir de 2014, una segunda fase de grandes obras para que el museo sea enteramente accesible y se permita a las personas que se desplazan en silla de ruedas visitar los salones de pintura.
 


Volver al inicio