Volver al inicio

Sculptures romanes

Catedral de Saint-Etienne

Saint Pierre et saint Paul. Pilier. Pierre. Inv. Me 15
© Saint Pierre et saint Paul. Pilier. Pierre. Inv. Me 15

La construcción de la catedral fue emprendida en los años 1070 por el obispo reformador Isarn, en un sitio ocupado desde el periodo antiguo. Del inmenso barrio canonical que rodeaba la catedral, ya sólo subsisten actualmente algunas obras que escaparon a la destrucción del claustro y de la sala capitular.

Con sus 41 metros de largo por 43 metros de ancho, este claustro era el más extenso de toda la Francia meridional. Fue destruido en 1799 y la sala capitular, en 1811. Las esculturas fueron reservadas para el museo por uno de sus fundadores: el artista y profesor de la escuela de Bellas Artes, Jean-Paul Lucas. Gracias a grabados antiguos, sabemos que este claustro retomaba las disposiciones del de Moissac. Las cuatro galerías estaban techadas. Encima de un murete, se alternaban columnas simples y dobles, a las que hay que añadir pilares adornados en los ángulos y el centro de las cuatro caras de las galerías.
En este conjunto figuran ocho bajorrelieves que representan el colegio de los doce apóstoles, así como capiteles.

La disposición original de los relieves de los apóstoles sigue siendo un tema de debate entre los especialistas. ¿Constituían la decoración exterior de la puerta de la sala capitular de la catedral de Saint-Étienne, o bien estaban colocados en el interior de esta sala? ¿Cuándo se ejecutaron? Si constituían una puerta, ¿formaron una puerta con resaltes, prefigurando a la vez las famosas estatuas-columnas instaladas en la abadía de Cluny, cerca de París, hacia 1140? Por el contrario, si son posteriores a las novedades de Isla de Francia, ¿hay que datarlas en los años 1140-1160, o más tarde?
Las preguntas siguen siendo muy numerosas, pero estas soluciones aportadas en Toulouse y Saint-Denis (donde se encuentra la abadía de Cluny), con la voluntad de desarrollar la escultura monumental a nivel de las puertas, no son idénticas, ni técnica ni estilísticamente. Así, aunque quizás sea inútil querer considerar a una comparada con la otra, ¡la dificultad de datación sigue subsistiendo!

Attribué à Gilabertus, La Mort de saint Jean-Baptiste (La Danse de Salomé), chapiteau engagé de colonnes jumelles. Pierre. Inv. Me 180

Attribué à Gilabertus,
La Mort de saint Jean-Baptiste (La Danse de Salomé)
chapiteau engagé de colonnes jumelles. Pierre
Inv. Me 180

Los capiteles provenientes del claustro destruido se encuentran entre los más emblemáticos del arte románico en Francia. La sensual Salomé constituye, sin ninguna duda, una de las más sobrecogedoras figuras femeninas del arte medieval.


 


Volver al inicio