Volver al inicio

esculturas Góticas

Capilla de Rieux

Maître de Rieux, Saint Paul, statue d'applique. Entre 1333 et 1344, calcaire, Inv. Ra 555C
© Maître de Rieux, Saint Paul, statue d'applique. Entre 1333 et 1344, calcaire, Inv. Ra 555C

Este capítulo es un poco artificial, ya que se vuelve a tratar aquí de escultura funeraria, ¡esta vez en su desarrollo más extensivo! Ya no se trata de una tumba o de una cruz, sino de una capilla entera con el conjunto de su decoración esculpida.

Fundada por Jean Tissandier, franciscano y obispo de Rieux-Volvestre (hermosa ciudad medieval al sur de Toulouse) de 1324 a 1348, esta capilla se construyó al este de la gran iglesia del convento de los Cordeliers, con la que comunicaba. Lugar de sepultura de Jean Tissandier y de sus hermanos franciscanos, esta capilla se destruyó a principios del siglo XIX. El epitafio del obispo de Rieux contaba que sepultaría allí a sus hermanos, con sus propias manos.

Maître de Rieux, Jean Tissendier, évêque de Rieux-Volvestre (1324-1348) figuré en donateur de la chapelle dite de Rieux (détail de la chapelle), statue. Entre 1333 et 1344. Calcaire polychrome. Inv. Ra 552

Maître de Rieux,
Jean Tissendier, évêque de Rieux-Volvestre (1324-1348)
figuré en donateur de la chapelle dite de Rieux
(détail de la chapelle)
statue,
Entre 1333 et 1344,
Calcaire polychrome
Inv. Ra 552

La maqueta que lleva la efigie de Jean Tissendier, arrodillado como donante, parece ofrecer una imagen fiel de la arquitectura exterior de la capilla. Su decoración interior sigue siendo mal conocida. Un grupo de estatuas entró al museo a partir de 1803. Varias de ellas conocieron entonces oscuras vicisitudes. En 1912, ya se habían reunido las estatuas expuestas en el museo: los once apóstoles (cuatro de los cuales solamente se han identificado con certidumbre) y Pablo, tres santos franciscanos (San Antonio de Padua, San Francisco de Asís y San Luis de Toulouse) y las dos figuras, una yaciente y otra como donante, de Jean Tissandier. Otros dos elementos de este conjunto, Cristo y la Virgen, se conservan actualmente en el museo Bonnat de Bayona.
Este ciclo de esculturas prueba la muy gran vitalidad de la creación artística en Toulouse, antes de la gran peste de 1348, que costó la vida a Tissendier.
A pesar de los disturbios de la época (peste, guerra con Inglaterra…), el arte de la capilla de Rieux conoció repercusiones importantes en toda la región.




 


Volver al inicio